Cambios en el algoritmo de Google: que son y cómo lidiar con ellos

El motor de búsqueda de Google ha evolucionado con el pasar de los años de forma notable. Inicialmente era un indexador de sitios web que tomaba como referencia, el título de estos sitios y las principales palabras clave.
De esta forma, bastaba con que el sitio web tenga como título “asesores financieros” para que aparezca en la lista de resultados cuando alguien colocaba esa frase. La cosa se complicó cuando los sitios web crecieron de forma exponencial y los webmasters se lanzaron a una carrera desenfrenada por ganar los primeros puestos en los resultados de búsqueda.
Como parte de esta férrea competencia por estar en los primeros puestos, se incurrieron en muchas técnicas que incluían el abuso de palabras clave. Quienes conocían estas técnicas, podían posicionar en los primeros resultados un sitio web en pocos días, sin importar si este sitio web era relevante, ofrecía información original y de primera mano.
En respuesta a esto que fue considerado “spam”, Google desarrolló una serie de cambios en la forma en que su motor de búsqueda indexaba los sitios web. Estos cambios que inicialmente se realizaban de forma manual, pasaron luego a utilizar complejos algoritmos cuya función era darle mayor valor e importancia a los sitios web con contenido original y evitar que sitios web, con malas prácticas de SEO y spam, ocupen las primeras posiciones.
Inicialmente, los primeros cambios en el algoritmo de Google se llamaron Panda y Penguin y crearon un verdadero remezón en la posición de los sitios web que aparecían en el motor de búsqueda. Hoy en día, Google hace tantos cambios en su algoritmo, que incluso muchos de ellos ni siquiera tienen un nombre. De hecho según voceros de la empresa, el algoritmo principal indexación es modificado cerca de 500 veces al año.
Algunos ajustes en el mencionado algoritmo, son tan sutiles que resultan imperceptibles. Por otro lado, hay cambios que evidencian gran notoriedad y que se reflejan de manera drástica en el orden de los resultados de búsqueda.
No tendría ningún sentido desarrollar estrategias y técnicas para lidiar con todos y cada uno de los cambios en el algoritmo de Google, ya que estos cambios son impredecibles. Desde esta perspectiva, lo más importante es seguir los consejos y directrices que el mismo Google nos ofrece:
• Ofrecer información original y relevante
• Evitar el abuso de palabras clave
• Evitar la creación indiscriminada de enlaces entrantes
• Actualizar constantemente el contenido
Los últimos cambios en el algoritmo de Google han sido los siguientes:
• Actualización Búho, del 25 de abril de 2017
• Actualización Fred, el 8 de marzo de 2017
• Actualización no confirmada, 7 de febrero de 2017
• Penalización por anuncios intersticiales invasivos, 10 de enero de 2017
• AMP para la búsqueda de imágenes, 15 de diciembre de 2016

Comments are closed.